Distribuidor de productos medicos
Header

Casos clinicos

2 Responses

  • Ivan R says:

    Estimado Doctor Moreno Egea
    Es con enorme satisfacción que le escribo. Mi nombre es Ivan Rogic de nacionalidad peruana, con 50 años de edad. El motivo de estas líneas es para solicitar su ayuda. El problema que presento se lo describo a continuación.
    Comienzo a relatar que soy un paciente que tiene un solo testículo el derecho, perdí el testículo izquierdo a la edad de 16 años por torsión testicular.
    Al inicio del año 2010, comienzo a sentir molestias en el escroto derecho. Dichas molestias se manifestaban de la siguiente forma: El testículo se contraía de manera inusual y comienzo a presentar dolor testicular. A consecuencia de esto el urólogo me indica aplicarme un inyectable para el dolor.
    En Junio del 2010, comienzo a presentar contracciones en el testículo y molestias en la parte inguinal. Además, cuando tenía relaciones sexuales, el testículo permanecía próximo a la zona inguinal, ocasionándome dolor testicular y dolor en la zona inguinal. Al comenzar a presentar estos fuertes dolores, consulto con el urólogo, el cual me diagnostica ORQUIALGIA. Al presentar este diagnostico, el urólogo me indica que debo realizar diversos exámenes médicos, tales como ecografías, simple y dopper exámenes de sangre y orina. Todos los exámenes realizados dan como resultado que el dolor testicular que presento es referido. A consecuencia de este diagnostico me realizan una cirugía de orquidopexia y liberación del cremaster en noviembre del 2010. Dicha cirugía consta en el informe médico que me fue entregado.
    Transcurridos cinco meses de realizada la cirugía de orquidopexia, comienzo a sentirme muy bien con respecto al dolor, ya que dejo de sentir hormigueos y punciones en el escroto y el dolor testicular desapareció.
    Al sexto mes de la cirugía de orquidopexia, comienzo a manifestar nuevamente dolor en la zona inguinal y en testículo. Este dolor testicular e inguinal comienza cada vez a incrementarse. Al consultar con el doctor, el me indica tomar analgésicos pero el dolor no cesa. En este lapso de tiempo me realizan un espermatograma, dicho examen me provoca dolor testicular por el proceso de la eyaculación. Los resultados del espermatograma es de azoospermia lo que implica que en el proceso de la cirugía de orquidopexia me dañan el conducto deferente.
    Posteriormente, el neurólogo me indica realizar una resonancia magnética pélvica, en la cual hayan una hernia inguinal indirecta del lado derecho. Como resultado de este hallazgo en la resonancia magnética, decido someterme a una cirugía para corregir la hernia inguinal y en la cual me colocan una malla. La cirugía fue realizada con corte y no laparoscópica, esta cirugía la realizo en setiembre del 2011. La decisión de someterme a la cirugía de la hernia inguinal, es producto del diagnostico del cirujano que me indica que la hernia es la causante del dolor testicular, así como también de hormigueos, punciones y calor en el escroto. Este diagnostico dado por el cirujano no fue el correcto ya que, después de la cirugía inguinal, continuo teniendo dolor testicular y además comienzo a presentar limitaciones al caminar y al permanecer de pie producto del dolor.
    En la actualidad, el cirujano me indica que estoy presentando inflamación en la malla y el urólogo me indica que el cordón espermático se encuentra inflamado. Por tal motivo, el médico me está infiltrando el medicamento ACETONIDO DE TRIAMCINOLONA DE 10 mg/ml y LIDOCAINA 2% CON EPINEFRINA directamente en la zona inguinal. La sugerencia del médico es que me someta a 6 infiltraciones. Si este tratamiento sugerido por el médico no llegara a funcionar para eliminar el dolor, el médico me sugiere que se tendrían que quemar el nervio. No llego a entender a que nervio se refiere.
    Cabe recalcar que además de lo descrito anteriormente me he sometido a un procedimiento de neurolisis, en el cual me inyectaron una sustancia en la ingle y la parte alta del testículo. Este procedimiento me alivio el dolor solamente por un espacio de dos días. El otro procedimiento que he realizado fue con el algeólogo, el cual me realiza dos bloqueos en la parte alta de la ingle. El primer bloqueo me dura tres meses sin sentir dolor y el segundo bloqueo me dura cuatro meses sin sentir dolor. Tomo la decisión de no continuar con este procedimiento ya que solamente era un paliativo para calmar el dolor, sin dejar de mencionar que este procedimiento era doloroso.
    Posteriormente a este procedimiento me someto a colocarme corrientes analgésicas pero no logro mejoría. En la actualidad me estoy sometiendo a un tratamiento de acupuntura para disminuir la inflamación de la malla. Con este tratamiento de acupuntura he llegado a sentir irradiación de dolor al testículo y dolor en la parte baja de la espalda.
    Ya han transcurrido alrededor de cuatro años que vivo con dolor y no encuentro solución a este dolor.
    Doctor, de todo lo relatado líneas arriba, deseo solicitar su ayuda. Creo que soy un paciente que se encuadra dentro de todos los pacientes que Ud. ha tratado y curado. Necesito por favor que me ayude a eliminar este dolor con el cual vivo hace cuatro años.
    Doctor Moreno muchas gracias por su atención y a la espera de sus comentarios.
    Atentamente,
    Ivan Rogic
    ilda@terra.com.pe



Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *