NEURECTOMIA LAPAROSCOPICA POR DOLOR INGUINAL CRÓNICO

noviembre 18th, 2014 | Posted by admin in Medical Cañada

El Dr. Moreno Egea realiza en el quirófano del Hospital de La Vega, la primera intervención “seccionando los nervios dañados” para suprimir el dolor inguinal crónico mediante un abordaje laparoscópico.

 L.T. ¿A quien beneficia esta cirugía?

Dr. M-E. A todas aquellas personas que tienen un dolor incapacitante en la parte baja del abdomen (región inguinal), que no responde al tratamiento médico, después de valorar por el especialista del dolor.

Es frecuente en las personas que están operadas de hernia inguinal, después de cesáreas o traumatismos. La cirugía puede causar un atrapamiento o daño de los nervios durante su cicatrización (iliohipogástrico, ilioinguinal o genitofemoral). Actualmente es más frecuente porque casi todas las operaciones dejan una malla sobre estos nervios.

L.T. ¿Cómo es el dolor, como se reconoce?

Dr. M-E. El dolor debe ser de tipo neural (neuralgia), es decir, un dolor agudo que se irradia al escroto, parte superior de la pierna o espalda. Aparece inmediatamente después de la cirugía de la hernia. El explorar la zona podemos encontrar un punto disparador por debajo de la cicatriz de la incisión, con hiperestesia o hipoestesia. En ocasiones, los pacientes llevan mucho tiempo con dolor sin que nadie les haya dado una solución, a pesar de haber visitado a muchos especialistas. Incluso, a veces, terminan en la consulta del neurólogo o psiquiatra.

L.T. ¿Qué opciones de tratamiento médico tienen estos pacientes?

Dr. M-E. Como medidas conservadoras se intenta el bloqueo nervioso, medicación, estimulación nerviosa eléctrica transcutánea o crema de capsaicina. Pero todos estos remedios son poco eficaces y el dolor vuelve a reaparecer, precisando repetir el tratamiento. Los pacientes no pueden llevar una vida normal por la alta medicación y vienen a la consulta adormilados y totalmente incapacitados.

L.T. ¿Qué es la Neurectomía laparoscópica?

Dr. M-E. La cirugía es muy eficaz. Se trata de cortar los nervios afectos para que cese el dolor (se queda una zona dormida o anestesiada). Algunos cirujanos se aventuran y lo hacen vía anterior con otra nueva “raya” en la misma cicatriz, lo que supone más lesión y no se pueden ver todos los nervios al completo. Como yo lo hago por vía laparoscópica se evitan los tejidos dañados (cicatriz anterior) y se tiene una visión panorámica de toda la región inguinal, pudie

ndose explorar todos los nervios. La operación se hace con 3 mini-incisiones de 0.5cm., suele durar 1 hora y es muy segura. Sólo se precisa 1 día de ingreso hospitalario y en 24 horas se puede recuperar la actividad normal. El dolor desaparece de forma inmediata y “para siempre”. Es una operación muy agradecida para los pacientes que tienen este tipo de dolor.

Para más información, visite los siguientesl links y podrá acceder a nuestros  videos:

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 You can leave a response, or trackback.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *