DOLOR CRONICO NEURAL. LESION DEL NERVIO ILIOINGUINAL. NEURECTOMIA LAPAROSCOPICA

octubre 16th, 2015 | Posted by admin in Medical Cañada

Neurectomía Laparoscópica para tratar el dolor Inguinal Crónico
¿Qué es?
Es una forma de tratamiento minimamente invasiva para eliminar el dolor que padecen muchas personas después de una cirugía de hernia con malla (o también tras una cesárea, apendicectomía, incisión ginecológica o traumatismo sobre la pelvis).

El dolor inguinal refractario o intratable es uno de los problemas más complejos que puede presentarse a un Médico. Muchas personas han visitado a muchos especialista (del dolor) sin encontrar alivio a su dolor de la ingle durante años.

¿Qué problemas se curan?
Hernia ocultas o del deportista. Se pueden diagnosticar por ecografía y con la laparoscopia.

Causas inflamatorias abdominales que dan un dolor de gatillo algo por debajo de la incisión de la cirugía anterior.

Afectación nerviosa o neuralgias del nervio iliohipogastrico, ilioinguinal y genitofemoral. Este dolor se cura con la sección de dichos nervios tras demostrar con un bloqueo previo su origen nervioso.

¿Cómo se diagnostica?
El diagnóstico debe realizarlo un especialista, y se basa en la presencia de ardor / quemazón sobre la cicatriz con irradiación al interior del muslo o al tubérculo púbico
una alteración de la percepción sensorial, sea disestesia, hiper- o hipostesia, en el territorio del nervio afectado y
un dolor que se alivia tras anestesiar el área de inervación. Es la prueba más importante para solicitar con seguridad la cirugía.

¿Cómo se trata la Neurectomía laparoscópica?
El abordaje laparoscópico es muy atractivo, ya que evita los tejidos dañados y ofrece una visión más panorámica de la región inguinal extraperitoneal, pudiéndose explorar todos los nervios con un mismo acceso.

La operación se realiza con anestesia general. Se trabaja con 3 trocares y los nervios se cortan con total seguridad y se envían a estudio histológico. Puede durar 1 hora aproximadamente.

Sólo precisa 1 día de ingreso hospitalario. Se realiza como cirugía ambulatoria de 23 horas.

Al día siguiente es alta y puede realizar todas sus actividades sin limitación. No precisa tratamiento alguno ni dieta.

El dolor desaparece de forma inmediata.

 

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 You can leave a response, or trackback.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *