El 90% de las víctimas por infartos, reciben ayuda muy tarde.

El 90% de las víctimas por infartos, reciben ayuda muy tarde.

El Consejo Europeo de Resucitación Cardiopulmonar afirma, que las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de muerte en España.

Más de 70 mil personas sufren cada año un infarto agudo de miocardio (IAM) de las cuales, alrededor de 30 mil, mueren por parada cardiorrespiratoria (PCR) antes de llegar al hospital.

Aproximadamente, el 80% de los fallecidos por PCR se produce en el domicilio de los pacientes, sin que ninguno de ellos pueda recibir resurrección.

Existen estudios que afirman, que cuando la gente solicita ayuda al 112, para el 90% de las víctimas, ya es muy tarde.

En España la muerte súbita cardiaca (MSC) es un problema muy común y difícil de prever, pues no hay síntomas tan específicos que se detecten anterior al ataque.

Recientemente El Confidencial, en su edición electrónica, publicó: “Se calcula que el 12,5% de las defunciones son súbitas y el 88% de origen cardíaco”. Las edades de las víctimas oscilan entre 35 y 65 años.

Así mismo, en 2011 un estudio realizado en Francia, aplicado a historiales de muerte súbita, reveló que aproximadamente el 90% de las muertes súbitas se han presentado en deportistas Amateurs. Cuyas edades oscilan alrededor de los 45 años.

Hoy en día, es un fenómeno que se presenta con más frecuencia también en deportistas de élite.

Ante un dolor de pecho, la dificultad para respirar, es recomendable acudir a urgencias. Pero, para mayor seguridad, la mejor prevención es tener en casa, en el centro deportivo, en las empresas un desfibrilador; pues, permite reanimar a una persona sin perder tiempo, que pueda dejar secuelas mientras llega la ayuda médica.

Es muy fácil usarlo, y se recomienda cada determinado tiempo, una charla explicativa para conocer su uso. N