Sellado de vasos

Los sistemas de hemostasia por energía consisten en la producción de calor endotérmico como resultado de una interacción entre la energía y el tejido. Esta elevación de la temperatura interna del tejido da lugar a la contracción de la pared de los vasos, la reducción del tejido circundante y la formación de un coágulo proteico intraluminal que da lugar a la hemostasia.

Tipos de dispositivos de energía para sellado y hemostasia: dispositivo de electrocirugía (Dispositivo Bipolar, Dispositivo Monopolar y Dispositivo Bipolar Avanzado), Sistema Quirúrgico Ultrasónico (Normal SQU – sistema quirúrgico ultrasónico y Avanzado SQU).

Ventajas del Sistema Quirúrgico Ultrasónico Innolcon en comparación con el dispositivo de electrocirugía:

  • Ninguna corriente eléctrica pasa por el cuerpo del paciente.
  • Coagulación al cortar.
  • Menos daños térmicos.
  • Menos costra y de necrosis seca.
  • Casi sin humo.
  • Reduce el tiempo operatorio, la pérdida de sangre y la estancia hospitalaria.

La ventaja adicional de la energía ultrasónica es que, al no utilizar energía eléctrica, desaparecen todos los riesgos secundarios a su utilización, como son las quemaduras accidentales por falsos contactos o pérdidas del aislamiento de algún instrumento.

El Sistema Quirúrgico Ultrasónico Innolcon:

Todo en un dispositivo: coagulación, corte, disección y agarre.

Aparato para hacer hemostasia por termocoagulación, utiliza el colágeno y la elastina del propio cuerpo para crear una zona de fusión permanente, puede ligar vasos de hasta 5mm.

 

Cómo funciona el Sistema Quirúrgico Ultrasónico:

Cuando el usuario activa el dispositivo, la cuchilla vibrará en una alta frecuencia (55600HZ), lo que llevará a que sucedan tres cosas:

  1. Desnaturalización de la proteína, que ocurre por la ruptura mecánica de los enlaces de hidrógeno en las moléculas de proteína.
  2. Aumento de la temperatura de la hoja (como máximo 170℃~220℃, depende de cada dispositivo y del tiempo de funcionamiento de la hoja), acelera la desnaturalización de la proteína, la coagulación de la hemorragia.
  3. Disección de los tejidos debido a los movimientos mecánicos de la cuchilla.

Si se activa la cuchilla unos segundos, la temperatura de la cuchilla subirá a 170℃~220℃, y cuando el cirujano deje de activar el dispositivo, la temperatura bajará a la normalidad en 10 segundos. Eso significa que los cirujanos deberán tener cuidado con los tejidos circundantes cuando la cuchilla esté caliente. Es una parte negativa de todos los «dispositivo de energía», no hay forma de evitarlo al 100%. Pero tenemos tres formas para reducir los daños:

 

  1. Una buena formación del los cirujanos.
  2. El fabricante utiliza un mejor material de la cuchilla (la temperatura bajará más rápido).
  3. Control de corriente inteligente por el sistema para controlar la entrega de energía para tener menos daño térmico.

Entre sus ventajas podemos destacar que permite dividir vasos de hasta 5 mm de diámetro. El daño colateral a los tejidos es muy bajo. Otras ventajas consisten en que puede trabajar bajo líquido, no hay paso de energía a través del paciente y, aunque provoca un «humo» característico, ésta desaparece rápidamente. Se ha comprobado que las partículas que moviliza esta niebla no contienen células malignas viables.

 

ESTUDIO COMPARATIVO ENTRE ELECTROCOAGULACIÓN, ULTRASONIDOS Y LÁSER

Tipo de coagulación Tiempo hasta visualizar la lesión Cambios de temperatura a 5 mm   Fallos         % Profundidad de la lesión
Láser 5,42 ± 1,28 0,61 ± 1,02 10  1,37 ± 0,44
Monopolar 5,34 ± 1,28 12,17 ± 6,5 25 2,94 ± 0,59
Ultrasonido 5,69 ± 0,75 1,46 ± 2,18 5 1,80 ± 0,45
Bipolar 15,03 ± 5,31 1,22 ± 1,74 40 1,64 ± 0,78

Encuentra más información en nuestra web:

https://www.medicalcanada.es/bistur%C3%AD-de-ultrasonidos-innolcon-tipo-tijera-026-7613